Los partidos catalanes están intentando ponerse desacuerdo en reformar la Ley Electoraledificio-parlament-de-catalunya-barcelona catalana. Esto no ha sido posible hasta ahora por dos motivos. El primero, que los partidos con gran implantación en Barcelona siempre han querido dar el mismo peso a los votos de Barcelona que a los de el resto del territorio, mientras que los otros partidos, piensan que hay que equilibrar los desequilibrios de población entre Barcelona y las comarcas. El segundo problema ha sido la representación directa, es decir, una circunscripción = un diputado.

Para que nos entendamos, PSC, C’s, PP y IC quieren darle más peso a Barcelona; CIU y9_1 ERC quieren equilibrar las comarcas. Curiosamente, es lo más les conviene a cada uno. El voto de PSC, C’s y PP viene de la segunda y tercera generación de inmigrantes, muy concentrados en el área metropolitana de Barcelona, mientras de CIU y ERC tienen un voto más transversal en todo el territorio. Simple interés electoral.

Lo de la representación directa, o listas abiertas o como se le quiera llamar, tiene mucho truco. El poder de los partidos políticos son las listas cerradas. El polit-buró de votacio_parlament_baix_475x352cada partido pone a los más fieles. Pone a aquellos que cuando el jefe del grupo parlamentario alce la mano señalando el sentido del voto (ver foto) en una ley, todos aquellos que han puesto en las listas, voten en consonancia. Visto con perspectiva, no debería haber Parlament. Vamos a votar, se establecen los porcentajes de escaños, 7 personas se ponen de acuerdo en las leyes, y nos ahorramos una pasta en diputados. Es una tontería, pero de qué me sirve un parlamento si no hay diputado que me represente?

Resumiendo: dos problemas. 1) Cómo se traduce el voto en poder? 2) Una vez votado, quién ejerce el poder?

El primer problema lo veo bastante fácil de entender, aunque muy complicado de 1356353657865.jpgresolver. Cataluña, como España, tiene un sistema parlamentario. Es decir,una vez votado, el parlamento elige y rige todos los poderes del estado. El Parlament elige al President de la Generalitat. El Parlament aprueba las leyes fiscales (impuestos y gastos). El Parlament regula las actividades. Siempre el Parlament. Además, formado por partidos con listas bloqueadas. Por lo tanto, un mal invento de principio a fin.

Quizá es que el Parlament deberian ser dos cámaras, y no una. Una cámara de representación popular, y otra de representación territorial. Equilibradas entre si. Con mecanismos y salvaguardas para que las leyes sean lo mejores posibles para las personas y los territorios. Pero claro, en la península ibérica, los parlamentos se ha arrogado una serie de poderes que van mucho más allá del puramente legislativo, y éste es otro de los grandes problemas. Los parlamentos han de legislar; y punto!!

Lo sé,….cómo se elige el poder ejecutivo?220px-Montesquieu_1

Esto es el segundo problema que hemos apuntado antes; quién ejerce el poder. Con la personalidad jurídica de Comunidad Autónoma de Reino de España, no hay manera de elegir el poder ejecutivo sin pasar por un parlamento. Pero ya que estamos en esto de independizarnos, a ver si sería posible que ya que nos aventuramos a lo desconocido, lo hagamos bien, y separemos los poderes como mandan lo cánones de Montesquieu. Unas elecciones legislativas y otras a la presidencia.

Pero no creo que caiga esa breva. Los partidos políticos catalanes son muy españoles viriatopara estos temas. No lo digo de manera peyorativa, pero en España, las lealtades políticas llevan siglos siendo la moneda de cambio. De hecho, casi 2000 años, desde que nos lo enseñara el cónsul romano Quinto Servilio Ceipón cuando les dijo a los ursonenses (Osuna, Andalucia) Audax, Ditalcos y Minuros, tras haber asesinado al caudillo lusitano Viriato (foto) para obtener la recompensa, “Roma no paga a traidores”. Esto lleva marcado a fuego en la piel del poder en España desde siempre, y en Cataluña parece que en esto, somos tan españoles como las castañuelas.

La política española no paga a traidores, nunca! Por eso las listas abiertas o la elección 32395_jose-sancho-sera-quinto-servilio-cepion-imperiumdirecta, suponen un peligro para el régimen de partidos en el que vivimos. Con elección directa, podría haber diputados que se atrevieran a representar realmente los intereses de los votantes, en contra de la opinión del partido. Esto sería un desastre para la arquitectura de mentes como la de Alfonso Guerra o Mª Dolores de Cospedal.

 

Anuncios